15 marzo 2010

Sevilla huele a azahar

 
El trabajo ya está hecho; no sé si el resultado será bueno o malo, sin embargo mi objetivo es muy humilde: mejorar el registro del año pasado. Si no cometo el fallo de la edición anterior, lo conseguiré. En el 2009, me despisté y no pude, o no supe, pillar la ola adecuada;  lo que me ocurrió fue que para cuando me di cuenta, iba sólo llevando conmigo a un pequeño grupo, los llevé hasta el 3.000, en dónde me adelantaron, y no tuve energías para ir con ellos...  vaya que me quedé más sólo que la una. Este año intentaré hacer una regata más inteligente.
 
En esta ocasión, además lo que deseo es disfrutar íntegramente de todo lo que un evento de esta magnitud te brinda.  Sentarme en el tren y charlar con Javi en un viaje, que a pesar de su duración, seguro se nos hará corto, eliminar tensiones que uno mismo se crea, hacer alguna compra de material deportivo, estar con los compañeros que no suelo ver a menudo, visitar Sevilla, y volver a oler a azahar. Será una oportunidad de disfrutar a lo grande, con un buen amigo, en un buen sitio y por una buena causa. Me lo tomaré como auto regalo del día del padre.
 
Desear a todos los lectores que acudan al evento, mucha suerte.
RV 

2 comentarios:

Rafa dijo...

Suerte en Sevilla con la compe y ojo con los relojes por la calle. A ver si esos masajes hacen bajar el crono, suerte.

carlos-qajaq dijo...

zuerte, ninyos.....

Publicar un comentario